ES - EN - FR - PT - IT

Orsay

No te pierdas nada

El nacimiento de Venus

Alexandre Cabanel. 1863.

El Nacimiento de Venus de Alexandre Cabanel es el perfecto ejemplo de lo que la academia de artes de París consideraba una obra maestra. El público de la época la aclamó en el Salón de 1863, y el propio Napoleón III la adquirió para su colección personal.

La exquisita técnica de Cabanel y el motivo mitológico, siguen el espíritu de la pintura clásica del siglo XVIII. El nacimiento de Venus, sirve como marco para mostrar la figura femenina desnuda, sin provocar escándalo entre quienes la observan. Los temas mitológicos fueron abordados ampliamente por lo pintores de la época, y eran celebrados los desnudos idealizados y desprovistos de erotismo por parte de sus protagonistas.

Este estilo clásico de representación comenzó a tener detractores, entre los que se contaban el famoso escritor Emile Zola quien se refirió a la exitosa obra en los siguientes términos “La diosa, ahogada en un río de leche, parece una deliciosa ramera, no en carne y hueso - esto parecería indecente - sino en una especie de mazapán blanco y rosa". Lo que vemos aquí es una mujer hecha de porcelana, sin venas, lánguida pero hermosa.

Orsay